Publicado: 23 de Agosto de 2019

La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento.
Es una enfermedad neurológica degenerativa que afecta al Sistema Nervioso de manera crónica y progresiva. Algunos casos son genéticos pero el 90% no presentan estos componentes.
El curso del Parkinson puede variar en función de la persona, este atraviesa diferentes estadios.
El Parkinson, se presenta a través de una serie de síntomas motores y otros no motores, que no son iguales en todas las personas. Se suelen asociar principalmente a las dificultades motoras como son temblor en reposo, rigidez, inestabilidad, disminución del tono de voz, dificultades para tragar y dificultades respiratorias, pero hay muchos otros no relacionados con el movimiento, como los trastornos del sueño o del olfato entre otros, pudiendo en ocasiones aparecer antes de los síntomas motores. 
El tratamiento para esta enfermedad es multidisciplinar, ya que trabajan en conjunto diferentes profesionales, como son los Médicos, Fisioterapeutas, Logopedas, Terapeutas ocupacionales y Psicólogos.
En cuanto a la Fisioterapia, tiene como objetivo mejorar:

  • La calidad de los movimientos.
  • El control de la postura. 
  • La marcha.
  • La estabilidad.
  • Reducir la espasticidad y la fatiga.
  • Reducirlos temblores. 

Todo ello encaminado a fomentar la autonomía de la persona y a mejorar su calidad de vida