Publicado: 28 de Junio de 2019

La Fascitis Plantar es la inflamación muchas veces crónica de la fascia plantar.
Esta fascia está compuesta por un tejido fibroso y elástico que va desde el hueso del talón (calcáneo) hasta la base de los metatarsianos.
Sus principales funciones son la de soporte del arco plantar y la de absorción de tensiones en la planta del pie.
Aparece tras sucesivas micro-lesiones que terminan provocando una inflamación crónica de la zona por una actividad deportiva excesiva y continuada, por un acúmulo de micro cristales en su inserción en el hueso calcáneo, o por un desajuste biomecánico en el que los músculos de la pierna como el sóleo y los gemelos ejerciendo una fuerte tensión. 
El primer tratamiento es fisioterapéutico, si no remitiera el dolor se derivaría al servicio de podología para realizar un estudio de la pisada.
Estos son algunos ejercicios para tratarlo en casa: