Publicado: 19 de Septiembre de 2018

En general, cuando tenemos un dolor músculo-esquelético, lo primero que hacemos es ir al médico de cabecera, sin tener en cuenta que los profesionales que se han formado para estas situaciones son los fisioterapeutas/osteópatas.

En los centros de fisioterapia y osteopatía vemos que alrededor del 75% de los pacientes que acuden a consulta lo hacen como “ultima” opción, buscando “el milagro”, después de haber pasado por todos los especialistas y haber probado todos los medicamentos.

La fisioterapia/osteopatía debería de ser la primera opción ante estas situaciones, y nosotros desde la máxima honradez derivaremos a otros profesionales, si vemos que es un problema que se escapa de nuestras manos o necesitamos alguna prueba complementaria.

Los fisioterapeutas y osteópatas tenemos las herramientas adecuadas para evaluar, diagnosticar y tratar la mayoría de las dolencias músculo-esqueléticas con la que mucha gente convive día a día. Muchos de nuestros pacientes no saben que nosotros somos quienes les podemos ayudar, ya sea por desconocimiento o por miedo.

Se debe entender la fisioterapia y la osteopatía como la solución para combatir el dolor y dar bienestar, no como la última opción de tratamiento.

“No dejes que el dolor condicione tu vida y descubre la fisioterapia”.